Respuesta de estrés de forma traumática.

Futuro acortado: El trauma puede afectar las creencias sobre el futuro a través de la pérdida de la esperanza, las expectativas limitadas a la vida, miedo que la vida se acabará de forma abrupta y temprana, o anticipando que no habrá una vida normal con eventos positivos (i.e. acceso a la educación, relaciones significativos y cometidos, buenas oportunidades laborales, etc) (SAMHSA, 2014).

Hablando técnicamente: Según Peter Levine, el estrés traumático se produce en una situación en la que un desafío extremo es tan peligroso que supera la capacidad del organismo de responder de forma adecuada al peligro, o la respuesta está impedida de alguna manera. Primero se produce una activación extrema del sistema nervioso simpatico con pérdida de tono vagal. Si continua el desafío, a continuación se produce de repente una co-activación intensa del sistema parasimpatico (vago dorsal) acompañado por el simpatico, que lleva a un estado de congelación, colapso o disociación. El sistema nervioso autónomo se bloquea en un estado dysfunctional de activación extrema de ambos sistemas simpatico y parasimpatico, y puede oscilar de forma errática entre los extremos. Es posible que hacia fuera se muestra en una alternación entre un estado apagado depresivo y por otro lado de extrema rabia y ansiedad. No es por eso un resultado de desgaste crónico, sino una estado dysfuncional especifico de un sistema dinámico y complejo. A través de una intervención apropiada este sistema puede volver a un funcionamiento normal y resistente (Levine, 2015).

En otras palabras: diferenciamos entre el 3 formas de trauma:

  • Estrés Postraumático,
  • Trauma Crónico y
  • Trauma Complejo

Estrés Postraumático:

Una reacción a un evento único o un suceso de eventos de peligro de muerte que han impactado al superviviente durante un tiempo corto o prolongado. La reacción inmediata de la persona después de haber pasado el peligro es compleja y depende de su propia experiencia, de la accesibilidad a ayuda y curación, de sus propias capacidades de resolución y de sobrellevar dificultades, y de la reacción de sus familiares y de la comunidad en la que viven.

En el pasado se ha hecho el error de tratar al estrés postraumático pensando que todos los supervivientes necesitan hablar y revivir sus emociones mientras la investigación más reciente muestra que es mucho más importante las estrategias y las capacidades de hacer frente a las dificultades de la propia persona. 

Reacciones inicialmente pueden incluir fatiga, confusión, tristeza, ansiedad, agitación, entumecimiento, disociación, agitación física y entumecimiento emocional. Most responses are normal in that they affect most survivors and are socially acceptable, psychologically effective, and self-limited. Indicators of more severe responses include continuous distress without periods of relative calm or rest, severe dissociation symptoms, and intense intrusive recollections that continue despite a return to safety. Delayed responses to trauma can include persistent fatigue, sleep disorders, nightmares, fear of recurrence, anxiety focused on flashbacks, depression, and avoidance of emotions, sensations, or activities that are associated with the trauma, even remotely.

El trauma crónico se forma en situaciones repetitivas y prolonged de violencia domestica, abuso o guerra.

El trauma complejo se forma haber experimentado una variedad y múltiples eventos traumáticos, muchas veces a una edad muy temprana, de forma invasiva o negligente, continúa, interpersonal y muchas veces de la mano de la persona cuya figura hubiera sido la del cuidador principal.

Se ha encontrado que es mucho más probable de contraer estrés postraumático más adelante en la vida, si la persona tiene una historia de sucesos traumáticos o de trauma infantil. Por falta de recursos de actuación ya que la sensación de apoyo interior y sensación de seguridad hacia la vida misma han sido comprometidas, los efectos de otro evento estresante pueden ser más traumatizantes que en una persona sin trauma infantil. Muchas veces por debajo de un estrés postraumático se encuentra una historia infantil traumática.

Con trauma infantil se refiere a experiencias que ocurren en niños de 0-6 años de edad. Los niños pueden experimentar varios tipos de trauma.

  • Catástrofes naturales
  • Abuso sexual
  • Abuso físico
  • Abuso emocional
  • Violencia doméstica
  • Heridas médicas, enfermedad, procedimientos y tratamientos
  • Violencia en la comunidad
  • Negligencia, privación
  • Duelo traumático
  • Víctimas de crimen
  • Secuestro
  • Accidentes
  • Violencia en la escuela
  • Pérdida

El Trauma y el desarrollo cerebral

Investigaciones muestran que los niños son especialmente vulnerables al trauma por su desarrollo rápido del cerebro. Durante la experiencia traumática el cerebro infantil se encuentra en un estado alterado de estrés por hormonas relacionados con el miedo que impiden el desarrollo de la parte derecha del córtex cerebral, especialmente si el trauma ocurre durante los primeros 3 años de vida. Aún que el estrés es una parte normal de la vida infantil, cuando un niño está sometido a trauma crónico como abuso o negligencia, el cerebro infantil se mantiene en un estado emocional y alterado. El resultado es que el desarrollo de funciones superiores del córtex cerebral quedan suprimidos y con ellos sus capacidades de las funciones emocionales, cognitivas y de comportamiento relacionado con un desarrollo humano normal. El modo del cerebro infantil traumatizado se mantiene en supervivencia y pueden tener un impacto significativo sobre el comportamiento social, sus capacidades de regularizar sus emociones y su estrés, y hasta su salud física y mental (Schore 2009, Salcuni 2015, Campbell et al. 2015).

 Bibliografía

Peter A. Levine, Peter Payne  and Mardi A. Crane-Godreau (2015), Somatic experiencing: using interoception and proprioception as core elements of trauma therapy, Frontiers in Psychology

Schore, A. (2009), Relational Trauma and the Developing Right Brain – An Interface of Psychoanalytic Self Psychology and Neuroscience, Self and System Ann. N.Y. Acad. Sci. 1159: 189–203

Salcuni, S. (2015), New frontiers and applications of attachment theory, Frontiers in Psychology; 6: 273.

Frances CampbellGabriella ContiJames J. HeckmanSeong Hyeok MoonRodrigo PintoElizabeth Pungello, and Yi Pan (2015) Early Childhood Investment substantially boost adult health, Science. 2014 Mar 28; 343(6178): 1478–1485.

Trauma-Informed Care in Behavioral Health Services (2014), Treatment Improvement Protocol (TIP) Series, No. 57., SAMHSA Center for Substance Abuse Treatment (US). Rockville (MD): Substance Abuse and Mental Health Services Administration (US)