Sesiones individuales, clases o grupos regulares de Stress Response Ability

Stress Response Ability es un acercamiento psico-físico para llegar a la raíz del estrés y la ansiedad. Esta metodología consiste de un sistema de 6 pasos que nos ayudan a entender en profundidad lo que está sucediendo en nuestro cuerpo, mente y emociones cuando nos encontramos delante de una situación que nos estresa. Con ello, y las técnicas especialmente dirigidas a parar la reacción automática del estrés, conseguiremos cambiar esos hábitos que están originando ese malestar en nuestro interior.

El acercamiento de Stress Response Ability es práctico y se dirige a personas que quieren aprender a cambiar su reacción dentro de una situación estresante cotidiana o del pasado. El estrés del día a día se basa muchas veces en memorias no procesadas de la infancia. Si queremos eliminar los niveles de estrés de la vida cotidiana, muchas veces tocaremos momentos claves de la infancia en las que se guardó la memoria. La situación en el día a día simplemente es la punta del iceberg. A través de la atención en el cuerpo y la mente se consigue procesar la información guardada y a partir de ahí eliminar el estrés percibido por la situación en la actualidad. Nos permite así recuperar la capacidad de tomar decisiones con mayor claridad, firmeza y tranquilidad.

Durante las clases y grupos utilizamos la visualización para trabajar sobre aquellas situaciones que nos estresan habitualmente. Observamos nuestras reacciones, las aprendemos  a contener y a cambiar, y finalmente cambiamos nuestra manera de actuar. Este nuevo enfoque entonces se puede implementar en la vida cotidiana. Durante los grupos hablaremos en conjunto de los ejemplos que las personas quieren compartir. Los grupos siguen un determinado proceso cuya estructura asegura un mayor avance en el proceso y una mejor comprensión de los sucesos.

En las sesiones individuales tenemos la posibilidad de llegar a la raíz del problema. Lo que nos estresa durante el día a día tiene su raíz muchas veces en un momento determinado o acontecimientos repetitivos en nuestro pasado. Para situaciones difíciles de resolver la sesión individual da el mejor marco en el cual se establece una atmósfera de seguridad y de armonía para la persona, ya que es totalmente privado y situado en un entorno tranquilo. Paso a paso nos acercamos a aquellos temas que nos perturban en el fondo, sin que haya que saltar a una vivencia o una reacción en concreto. La persona (aunque a veces de manera inconsciente y a través de sus reacciones emocionales y corporales) nos comunica sobre el tiempo que necesita para abrirse a los temas difíciles. El/la terapeuta tiene la obligación de observar y percibir con toda sensibilidad y atención en cualquier momento cómo está la persona. De esta manera puede decidir los pasos oportunos para llevar a cabo la sesión con el máximo de seguridad y bienestar del cliente.

Anuncios