El bienestar radical tiene su raíz en la espiritualidad actual. Nuestro ser interior tiene una tendencia fuerte y sana hacia el bienestar para nosotros, simplemente necesitamos poder afinar para escuchar a este guía interior y seguir sus indicaciones, pudiendo así superar obstáculos en nuestro camino.

El bienestar en este caso es nuestra guía principal. Nada vale más que la luz que echa el sentirse bien hacia el camino que estamos caminando. Se hace camino al andar, pero lo importante es el disfrutar de este viaje, interior y exterior.

En el enfoque del bienestar radical buscamos siempre el equilibrio para no exigir a nosotros mismos más allá de la zona de confort. Simplemente ampliamos radicalmente la zona de confort, para que podamos vivir en paz y armonía con nosotros mismos.

Utilizamos la meditación, mindfulness, herramientas de las practicas somato-emocionales y de relajación, para podernos sentir mejor en el momento ahora mismo. Desde el bienestar podemos ver el siguiente paso con más claridad y saber si algo es positivo o negativo para nosotros. Superamos los miedos de hacer errores y vemos a nosotros mismos con otros ojos.

El bienestar radical supone una transformación profunda y gratificante, llevándonos a nuevas posibilidades más allá de nuestras capacidades mentales y nuestra imaginación.

¿Te sientes preparado para este viaje?