La gestión del dolor físico funciona con un acercamiento sin contacto físico de la persona. Son ejercicios de atención y de enfoque-desenfoque. Principalmente aprendes a perder el miedo al dolor, lo que lo causa, cómo acercarte a ello, cómo (no) anticiparlo y cualquier cosa que lo pueda rodear.

Los ejercicios tienen un efecto diferente en cada persona por lo que practicamos con cada persona diferente. En los grupos de (por ejemplo) enfermos trabajamos primero los ejercicios más fáciles para crear una base de confort y después iremos (según interés) poco a poco para acatar las fuentes del dolor.

¿Es eficaz? Pregunta a: Asociación de Fibromyalgia de Castelldefels, Fibrofels http://www.fibrofels.org