Emociones

Antonio Damasio formuló en su libro de 1994 “El Error de Descartes” la hypothesis  que las emociones están a la base de nuestras capacidades intelectuales y de nuestro razonamiento. Hoy esa idea se ve confirmada por multitudes de trabajos neurocientíficos, sin embargo, al contrario a lo que se podría pensar, el público general todavía piensa el contrario. Estamos entrenados de ver a las emociones como algo irracional y que ocurren sin razón y sin sentido. Si describimos a alguien como “emocional”, normalmente queremos transmitir nuestra crítica sobre su manera de actuar y razonar. Las personas que más admiramos son aquellas personas que consiguen (a la superficie) controlar sus emociones a la perfección o ni siquiera sienten emociones.

Las emociones son la base para nuestra capacidad intelectual. Punto.

Aparte de eso, como ya dije en la entrada, ya no deberíamos de separar emociones, mente, cuerpo… es un continuo, un flujo afectivo de arriba hacia abajo, de afuera hacia adentro.

Pero si seguimos un momento más con esa manera de ver a nuestro organismo, podemos decir que sin las emociones nos falta la sal en la vida. La parte emocional de ser humano es quizás la más apasionante, la que más nos hace vivir, gozar, disfrutar, estar felices. Pero hay una parte oscura, dura, en nada agradable, que muchos queremos mantener al margen para no tener que sufrir.

Las rutinas, los costumbres, el aguante, todas esas son herramientas que utilizamos para no sentir lo duro que puede ser cuando las circunstancias tocan a nuestra parte más vulnerable. Si nos emocionamos, nos abrimos a la posibilidad que nos hieren y eso es algo que hoy día no nos sirve, ya que tenemos que funcionar como máquinas, levantándonos, yendo al trabajo, haciendo las horas del trabajo…El resultado es que volvemos a casa con una sensación de no haber hecho nada nuevo. A veces ni nos acordamos de lo que hemos comido al mediodía, ya que lo hemos hecho sin atención y quizás con la cabeza ya en los correos electrónicos pendientes.

No hay espacio para nuestras emociones porque no se valoran

Desde pequeños enseñamos a los niños de no llorar y a las niñas de no comportarse fuera de lugar. Llevamos años haciendo lo mismo, desde salir del colegio buscamos un trabajo, buscamos la educación más adecuada para ganar dinero, para poder ganarnos un sueldo digno, para comprar un coche, una casa y poder mantener una familia. Estamos viviendo en un ritmo sin parar y todo podría ir bien, si no llegaría esta sensación de que “falta algo”.

En situaciones de estrés estamos justamente enfrentados con algo que nos emociona. Nos emociona quizás tanto que llega a ser de una manera “mala”, porque no nos manejamos “bien” y nos comportamos de una manera que no aceptamos y que no nos gusta. Situaciones estresantes nos proponen retos porque nos dan un susto, nos avisan que algo está pasando que no es agradable y que deberíamos hacer algo acerca. Nuestro sistema nervioso está por parte hecha para eso, avisarnos que es hora de cambiar algo. Y de verdad, no es por nada agradable, porque no sabemos qué es lo que queremos hacer en estas situaciones. No podemos actuar de la manera adecuada, la que más nos parece que se ajustaría a nuestras necesidades. Vamos como en “automático”, una reacción que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida, de ser la más adecuada a situaciones estresantes. Y este automático nos quita toda actividad consciente en estas situaciones.

Para poder volver a recuperar a nuestro poder de actuar conscientemente necesitamos primero ver el valor que tienen nuestras emociones. Que las emociones nos sirven para indicar si algo va bien o si va mal, para poder tomar las decisiones que necesitamos tomar, para sentir realmente qué necesitamos y qué no.

Las emociones tienen un valor. Pero hay que tener valor para sentir las emociones.

Ver los posts de la categoría Emocional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s