Cómo comunicar con personas resistentes

Las resistencias existen en todas las personas, en algunas más, en otras menos. En general las resistencias son importantes y enseñan que somos personas firmes y con valores bien arraigadas. Sin embargo podemos pecar de nuestra firmeza y hacernos rígidos y poco colaboradores, si percibimos que el cambio podría ser desagradable.

El trabajo o el trato con personas rígidas y resistentes puede ser altamente frustrante. Sea el que sea el proyecto, la colaboración y el avance puede ser casi nulo si dependemos de una persona con una resistencia fuerte a los cambios.

Este escrito intenta hacer una recopilación no solo de las razones de las personas que presentan resistencias, sino también intenta presentar herramientas para poder encontrar un camino hacia una comunicación adecuada y fructífera.

Posibles razones para la resistencia

Las personas con resistencia pueden tener los siguientes motivos para un comportamiento rígido que rechaza intentos de hacerles cambiar su punto de vista:

  • Creencias arraigadas desde la infancia: esto tiene que ser así, si no lo hago así no funciona, las personas tienen que funcionar así (dirigiéndose a la organización de tareas y tiempo, la gestión de personal y de proyectos, éxito, objetivos, etc.) Si no me opongo a lo que se está proponiendo, algo muy mal va a pasar
  • Si ha habido experiencias adversas en la historia de esta persona, la persona estará intentando todo para evitar que se repitan estas experiencias. Aun que conscientemente sabe que lo que pasa en el presente no tiene que ver con el pasado, algo dentro de ella hace que salte la alarma. Lo que entonces parece que tiene una explicación razonable de los motivos para evitar un cambio en realidad es un intento de explicar de forma razonable su reacción irracional e inconsciente hacia el cambio.
  • “Si cambio la manera de hacer, pierdo mi autonomía, pierdo mi autoridad y pierdo el control sobre la situación, y entonces ¿quién soy yo?”. Sin la autoridad, la autonomía y el control la persona se siente desempoderada y vulnerable. En muchos casos su identidad depende de ser fuerte y resistente.
  • “Si dejo que eso (algo nuevo) ocurre voy a perder mi posición dentro de la sociedad”. El miedo de ser juzgada por el entorno y la exclusión de la comunidad pueden ser razones muy fuertes si la persona siempre ha dependido del cariño y el afecto de los demás. A través su conducta cree que puede evitar la exclusión.

Posibles pasos a tener en cuenta en la comunicación con una persona resistente

  • Dejar que sepa que esté respetada tal como es
  • Intentar comprender los motivos principales y los motivos escondidos, preguntando y mostrando interés verdadero
  • Tener en cuenta que es mejor gastar unas horas para acercarse de verdad a la persona, si ganamos después en fluidez en el proyecto
  • Preguntar si hay algo que se puede hacer para minimizar el riesgo según la persona
  • Intentar deshacer el total del proyecto en trozos más pequeños para limitar el supuesto riesgo.
  • Valorar todos los pequeños avances y cambios minúsculos que la persona hace
  • Intentar averiguar cuáles cambios estaría dispuesta a hacer la persona antes de molestarse demasiado por su resistencia. Una vez que otro cambio ha sido posible podemos quizás utilizar la dinámica. Valora cualquier cambio que la persona está haciendo a favor de una colaboración
  • Preguntar “¿cuál es el aspecto que más te gustaría cambiar de todo eso?” y “¿qué podemos hacer juntos para llegar ahí?”
  • Ayudarle a explorar el territorio desconocido con diferentes acercamientos. Si la persona no me escucha a mi, quizás escucha a otras personas, estadísticas, libros, bibliografía, charlas en youtube sobre el tema…..
  • Decir “sí, es un riesgo” y sin intención de explicar por qué es necesario un cambio. Averiguar incluso cuáles consecuencias negativas se está imaginando sin interferir. Preguntar si está dispuesta a hacer un paso más pequeño, quizás solo un 1/4 de lo que intentamos conseguir.
  • Pedir que explique lo positivo de su postura. Valorar positivamente lo que ha conseguido a lo largo de su vida hasta aquí gracias a esta postura.
  • Sugerir que permitir cambios requiere fuerza personal (y que ella la tiene, haber pasado por el punto anterior).
  • Darle la oportunidad de realmente comunicar todas sus dudas al respecto. Si nos enfrentamos con resistencia y hostilidad podríamos preguntar “a pesar de todo aquello que me explicas, le darías una oportunidad (al cambio, o incluso a la persona que quiere implementar el cambio)?”

Posibles errores a la hora de comunicar con una persona resistente

La resistencia es un mecanismo de defensa. Si entramos con demasiada energía nos encontraremos que la persona se asusta y cierra las puertas de su castillo. Una vez que las puertas estén cerradas y la persona está en alerta, difícilmente nos escuchará de verdad. Su cerebro emocional filtrará toda la información y “escuchará” más el mensaje emocional subliminal que estamos enviando con nuestra conducta. Si estamos nerviosos por implementar un cambio, necesitamos urgentemente que la persona de su permiso para un proyecto o estamos desesperadamente esperando que nos ayude en un punto clave… todo aquello coge el primer plano y la persona le dará más importancia que al proyecto en sí y las posibilidades positivas.

Algunas personas se resisten al orden y a la tranquilidad en general, necesitan incluso el constante movimiento por que estar quietos les da pánico. Si detectamos que este podría ser el caso, intentar que las cosas se calmen en el despacho de la persona puede ser una meta inalcanzable y que no nos toque a nosotros a conseguir. Es importante darnos cuenta del fin de nuestras capacidades, ya que podemos encontrar que la causa del problema en profundidades de la personalidad de la persona para las que no estamos capacitados.

Los errores más comunes son:

  • no establecer rapport con la persona
  • empujar a la persona hacia el cambio
  • implementar el cambio sí o sí, sobreponiéndose con autoridad
  • confrontar y discutir
  • secretamente darle la culpa por lo malo que va el proyecto
  • sentir y por ello transmitir rabia, desesperación, frustración, rechazo e incluso hostilidad a nivel subliminal durante conversaciones con esa persona
  • Hablar detrás de la espalda con los compañeros y crear opiniones negativas sobre la persona
  • Dejarse llevar por opiniones negativas se los demás compañeros

Más resistencia que encontramos en una persona, más necesidad tiene de protección emocional, y subconscientemente más vulnerable será. Por ello más percibirá nuestros mensajes subliminales y hostiles en lugar de los argumentos que intentamos presentar con un lenguaje superficialmente educado. Ser asertivo y gestionar las propias emociones antes de entrar en una reunión con esa persona le permitirá que baje sus defensas y podrá reconectar con su capacidad cognitiva y racional.

Herramientas a la hora de comunicar con una persona resistente

  • Crear una atmósfera cómoda y de seguridad, y sin intenciones de implementar ningún cambio en la opinión de la persona durante al menos una o dos conversaciones
  • Reflexionar con la persona sobre los motivos de la resistencia, tanto lo “bueno” como lo “negativo” de su postura
  • Pedir clarificación si necesario y estar verdaderamente interesado en lo que explica
  • Pedirle perdón, si necesario, por anteriores acercamientos comprometidos
  • Darle la oportunidad de decidir cuál paso se hará primero o cuál fracción de un paso
  • Si no es capaz de escoger ningún paso hacia delante, darle la oportunidad de explicar su visión del futuro.
  • Respeto al cambio deja que describa el peor de los casos según él para ver si está totalmente de acuerdo con su propia visión. Explora con él las supuestas consecuencias, interésate verdaderamente.
  • Una vez comunicado los miedos hacia el cambio en su totalidad finalizar con la opción de explorar otras posibilidades. Deja que él piense por su propia cuenta.

El entorno interpersonal es un eje importante para todas las personas. Si la persona resistente percibe que a su alrededor no le juzgan, sino al contrario que están para ayudarle a superar una etapa dura en el trabajo, la capacidad de la persona a abrirse a cambios será más grande.

Si finalmente no se ve ningún cambio y la persona sigue en su línea a pesar de todos los buenos intentos, o si no puede superar a sus miedos a pesar de poder hablar abiertamente sobre ellos, busca ayuda externa que sepa como trabajar con personas que hayan tenido situaciones adversas en su pasado. Puede que este es un tema que supere a tus capacidades interpersonales y bien intencionadas.

Más información: http://stressresponsability.com

Puedes bajarte este texto como pdf: Cómo trabajar con personas resistentes

Anuncios