Mi cuerpo se queja – ¿qué hago?

Multi racial man with constipation

Este dolor de cabeza, cuánto tiempo hace que lo tienes y con qué frecuencia se manifiesta? Y los problemas de digestión, ¿has notado que aparecen periódicamente? ¿Cuando te has estresado por algo o alguien en el trabajo, sientes más tensión en la nuca? ¿Sientes las piernas cansadas después de tener una jornada sentado? ¿Quizás ansiedad?

Las enfermedades y molestias corporales tienen que ver con el estrés.

Se ha relacionado un 95% de las enfermedades con un estrés crónico o con situaciones traumáticas que han puesto al cuerpo en una situación de estrés elevado. La reacción del cuerpo al estrés implica a todo el organismo, desde las estructuras más profundas hasta las más superficiales, desde los huesos hasta la piel. Se relacionan migraña, lumbalgia, problemas de piel, dificultades respiratorias, trastornos digestivos, enfermedades cardiovasculares y sobre todo las molestias musculares, con un estrés prolongado.

Está claro que las molestias no vienen de la nada. ¿Has pensado alguna vez que tu cuerpo con sus molestias lo que está expresando es una queja por el exceso de estrés al cual se encuentra sometido?

¿Podrías imaginarte que lo que te duele en estos momentos guarda una relación con una emoción que sientes bajo la superficie?

Actitud y postura

Si tu cuerpo se queja te está indicando que ha llegado al final de una trayectoria de malos tratos por estrés.

Nuestro cuerpo no solo es estructura, tejido y órgano. Nuestro cuerpo es emoción y tiene conciencia. Se podría decir que el cuerpo consiste de emoción. Si rechazamos ciertas emociones, nuestro cuerpo físico intentará bloquearlas y se tensará. La tensión será a nivel muscular, a nivel de fascias, a nivel de respiración, etc.

Cuando está cansado y harto, nos empieza a enviar señales. Dolor de estómago, tensión en nuca y cabeza. También en modo de explosiones emocionales, enfadado, tristeza, miedos o sensaciones de gran soledad. Emociones y sentimientos que salen de repente e incontrolablemente. Esas son solo algunas de las señales que no sabemos comprender o que ignoramos consciente o inconscientemente.

A veces esta carga de estrés la llevamos durante toda nuestra vida. Si es así llega a formar parte de nuestra realidad, nuestra actitud y siendo en gran parte corporal, también conforma nuestra postura.

¿Qué podemos hacer?

Si queremos que haya un efecto duradero,  cualquier tratamiento que busquemos necesitara ir a la raíz de nuestro problemas. Hacia nuestro interior.

Cuando nos estresamos, el cuerpo reacciona de manera automática e inconsciente y con él nuestras emociones y pensamientos.

Diagram of stress consequences

Diagram of stress consequences

Estoy de acuerdo con la idea de mantener una actitud positiva hacia la vida como ayuda a salir de nuestras crisis. Pero una cosa es pensar y la otra es sentir. Si quiero entender la verdadera causa de mi molestia, tengo que atreverme a sentir mi cuerpo.

Para empezar, sintiendo y prestando atención a mis sensaciones corporales aprenderemos a comprender algunas cosas básicas de nuestras molestias.

¿Te gustaría comenzar a experimentar con un pequeño ejemplo para tu día a día?

No conseguiremos solucionar lo que nos conmueve profundamente con un ejercicio como este, pero para empezar es una herramienta que puede tener un efecto importante si la utilizas con determinación.

  1. Escoge una situación de tu vida diaria que te provoca tensión y que se repite al menos una vez al día.
  2. Obsérvate sin juzgarte ni justificarte durante esa situación. Probablemente este primer paso te costará. Cuesta mantener la atención sobre detalles que nos parecen irrelevantes. Pero aunque cueste, dedica un rato cada día y verás cómo cada vez es más fácil. Hazte consciente:  ¿Dónde estás con la cabeza? ¿Qué piensas? Sea cual sea la acción, obsérvate mientras la haces.
  3. Mide tu nivel de estrés o de malestar de 1 a 10 en esta situación. Nota si tienes molestias físicas, especialmente nudos de estómago, tensiones en la nuca y hombros, mirada fija, tensión en las piernas, en la espalda….
  4. Empieza a exhalar más extensamente durante 10 respiraciones. Alarga cada vez más la exhalación y consigue que todo el aire residual salga de tus pulmones. Empuja un poco, especialmente por la zona de las costillas y la barriga, pero no olvides el pecho. Después dejas el aire de la inhalación entrar libremente sin ningún freno. Nuestro bienestar y la sensación de seguridad está directamente relacionada con el aire residual que no se renueva, así que dale a este punto un extra de atención.
  5. Empieza a tensar conscientemente la zona en la que notas tensión. Me refiero a tensar los músculos, apretarlos, hacerlos más pequeños y duros. Poco a poco aumenta, intenta subir “el volumen” lentamente durante 7-10 segundos hasta un máximo. Sea el estómago, la nuca, los hombros, espalda alta, espalda baja, piernas….. cuando llegues a tu máximo sueltas toda esa tensión de golpe, relajas y dejas la respiración libre.
  6. Observa de nuevo la sensación de estrés y molestia, midiendo de 1-10. Vuelve a hacer los puntos 4 y 5 las veces que te parezca oportuno para bajar el nivel hasta 0.
  7. Cuando llegues a 2-3 o menos, nota tus pensamientos y observa tu actitud frente a la situación estresante. ¿Qué ves ahora? ¿Cambiarías algo?

A veces no vemos las soluciones porque estamos ocupados con tareas, exigencias y urgencias del exterior. Con este ejercicio podrás hacer un poco de “espacio” en tu interior viendo soluciones que antes no has podido ver. Verás que la situación realmente no necesita tanto esfuerzo emocional, corporal o mental. De esta manera conseguirás reducir tus molestias físicas y la tensión asociada al estrés, alcanzando así un nuevo bienestar.

¡Te deseo muy buena suerte y ánimos!

Periodicamente hacemos talleres con este tema, síguenos en Facebook 

Siguiente taller: Sábado 8 de Agosto de 2015, 11-14:30. Más info e inscripción aquí
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s