Tu cuerpo y sus pensamientos

Nuestro cuerpo y nuestra mente están intrínsecamente ligados uno al otro. No hay división como muchos nos quieren explicar, simplemente a veces no tenemos desarrollada la atención necesaria para percibir nuestro cuerpo.

Aquietar la mente es algo que muchos intentan con la meditación. Lo cierto es que para aquietar la mente con la meditación se necesita un cuerpo quieto y en nuestra sociedad no hay muchos de ellos. Si sentimos estrés y se nos va la cabeza a mil, está relacionado con una o varias tensiones que tienes en el cuerpo, una inquietud interior constante. Aun que no las percibes hasta que te duelen, están ahí, ocupando tu inconsciente y controlando tus pensamientos.

Muy difícilmente te vas a poder divertir y relajar si tienes 30 emails para responder, la mitad de ellas desagradables. Eso te causa tensión, en la vista, la nuca, los hombros, la baja espalda… etc. Aun que no relacionamos el estrés que percibimos con nuestro cuerpo porque francamente no lo sentimos, eso no quiere decir que no tengamos estos señales y tensiones. Una manera fácil para comprobar eso es cuando tienes algún dolor muscular o tensión dolorosa. Ya te está diciendo tu cuerpo que pares y que te ocupes de tu bienestar.

Un acercamiento muy positivo para todos nosotros que tenemos un trabajo sentado e inmóvil, es hacer ejercicios dirigidos a relajar nuestras tensiones. De esta manera relajamos el cuerpo y nuestra mente se relaja como consecuencia.

Y para poder hacer eso necesitamos mover nuestro cuerpo y estirarnos durante un rato. Una clase de Hatha Yoga está dirigida a soltar estas tensiones con atención. Están concebidas para poderte acercar muy poco a poco y conocer esta tensión que tienes. Aumentas tu consiencia corporal y luego te dejas ir más y más en la medida que te relajas en los  largos y profundos estiramientos que proponen las Asanas. Al final de una clase te quedas relajado, y la mente está vacía o por lo menos los pensamientos pasan con más tranquilidad. A menudo desaparecen los problemas, aun que sea para el momento. Este es uno de los secretos del ejercicio dirigido a las tensiones. No estoy hablando de ir al gimnasio, estoy hablando de un trabajo corporal integrado, en el que tengas la posibilidad de acercarte y conocerte a ti mismo desde un interior.

Hay escuelas muy buenas de yoga que combinan esta sabiduría con la meditación o propuestas de relajación y gestión del estrés. Una que os recomiendo en Barcelona por supuesto es Siddharta, cerca de la Estación de Sants. Clases de prueba son gratis.

Gracias por vuestra atención y espero que os haya gustado este post! Comentarios y preguntas están como siempre bienvenidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s