Pon un “stop” en tu vida

stop

Las 3 cosas que más valen hacer antes de poner en marcha cualquier cambio en tu vida son cosas en las que probablemente no has pensado nunca. Porqué, ¿cuántos de nosotros vamos en automático cada día? Diría que todos, por lo menos en algún momento. A no sea que hayamos llegado a la maestría Zen.

Un indicador que vas en automático es si sientes presión. Cuanto más presión sientes por tareas y por falta de tiempo, más estás yendo en automático y menos tienes la sensación que puedas cambiar algo al respecto.

Pero creas o no, a pesar de la demanda, tu puedes ir con más tranquilidad. Y estos 3 pasos son esenciales para poder implementar un cambio.

1. Poner un “stop” en tu vida

Te puede parecer trivial, pero una de las cosas que nos puede servir más en este modo de piloto automático es PARAR. Si tu cuerpo y tu mente se ponen un chip y tu vas como si estuvieras programado por fuerza ajena todo el día, el “stop” hace corto circuito. No es más que un segundo, o dos. No hace falta nada más, ni te digo que respires, ni te digo que pienses en otra cosa. Simplemente ¡para! ¿No sabes cómo? Es muy fácil. ¿Tienes una alarma en el móvil? ¿Cuántas comidas haces al día? ¿O fumas? Cualquier actividad que haces al menos 3 veces al día sirve. Utiliza la, se podría llamar esta actividad “el instantáneo” o “prompter”. Te sirve para interrumpir el automático y para llegar el siguiente paso.

2. Date cuenta

¿Te das cuenta de lo que haces? Normalmente no nos damos cuenta ni de que estamos comiendo, se acaba el plato y no sabemos ni cómo llegó a nuestra boca… A lo mejor nos acordamos de la conversación, pero no del haber utilizado la boca para masticar (lo cual probablemente es verdad por que en el modo automático no solemos masticar bien). Sólo haz este paso si has puesto un “stop” antes. ¿Por qué? Por que si no ponemos el “stop” primero, vamos a seguir comiendo de prisa, a pesar de darnos cuenta y no nos llega la información con todo el impacto. Esta orden de los pasos es esencial para hacer el siguiente.

3. Pregúntate si quieres

No te estoy diciendo que hagas ningún cambio en este momento. Absolutamente ninguno. Es decisión tuya, no es ninguna obligación. Solo te estoy diciendo que te preguntes ¿Quiero?, ¿me gusta?, ¿realmente?

Y ya se acaba la tarea por el momento. Nada más, nada menos es necesario para empezar a despertar a lo que queremos y podemos en la vida. Por supuesto que esto no es todo lo que hace falta para hacer un cambio verdadero. Pero estos primeros pasos son el principio de un nuevo camino. Y a partir de ahí estarás más consciente de lo que puedes hacer tu mismo para tu bienestar.

¡Mucha suerte y sobre todo perseverancia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s