Ejercicio de espirar por una pajita

Soplar

Cuando las tensiones cotidianas, el estrés, una mala postura y los malos hábitos de movimiento nos presionan, acabamos respirando de forma superficial, entrecortada o haciendo fuerza sin que nos demos cuenta.

El siguiente ejercicio ayuda a elevar la fluidez de la respiración y principalmente la del diafragma – el músculo principal de la respiración – para obtener una mayor amplitud de movimiento y más relax. De esta manera la respiración se hace más lenta, la inspiración se amplía y los pulmones se vacían mejor al espirar, dándole a nuestro sistema nervioso estresado el primer impulso de relajarse.

El ejercicio es un clásico de ejercicios de respiración y se llama “espirar por una pajita” o “caña”. Esta variante simplificada no es tan completa, pero permite realizar el ejercicio en cualquier momento que resulte oportuno.

Como preparación, inspira por la nariz y espira por la boca

Inspira con naturalidad y sin fuerza extra y deja el aire fluir sin cortar tras la inspiración y antes de comenzar la espiración. No retengas, sino permite la continuidad entre la inhalación y la exhalación.

1. Ahora, espira por la boca, colocando los labios como si tuviese entre ellos una pajita o caña. Deja que el aire salga libremente por el hueco formado por lo labios

Aquí probablemente notarás la tendencia de expulsar el aire aplicando fuerza, sea mucha o poca, sobre todo hacia el final de la espiración. Deja, en cambio, que el aire salga solo, que se vaya con naturalidad, sin que la fuerces. Muy al final de la espiración puedes dejar el resto del aire salir por la nariz, pero también con naturalidad.

2. Espera el impulso que se produce por sí solo para inspirar de nuevo con naturalidad, dejando el aire entrar por la nariz. No cortes, ni fuerces la inspiración, simplemente dale el espacio que el impulso natural te pide

Repite la secuencia cuatro o cinco veces, inspirando por la nariz y espirando por la boca con los labios como por una pajita, suave, sin forzar.

Haz una pausa, vuelve a respirar de forma normal para ti y observa cómo te sientes. ¿Notas que tomas más aire sin necesidad de forzar?  ¿Notas que eso te aporta más calma?

Puedes repetir el ejercicio cuantas veces deseas, pero siempre con una pausa para respirar normalmente entre una secuencia y otra.

La práctica regular de este ejercicio te ayuda a tranquilizar la respiración y con ella la sensación de estar estresado, ayudando a calmar y a ampliar el movimiento del diafragma.

Anuncios

Un pensamiento en “Ejercicio de espirar por una pajita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s