¿Por qué evitamos ciertas tareas? … ¡para evitar el estrés!

Ahora o más tarde

¿Te suenan esas tareas que vas arrastrando y que nunca llegas a finalizar  simplemente porque no tienes ganas? ¿Muchas cosas  de repente son más importantes?

Entre ellas puede estar escribir un email con contenido incómodo, pensar y organizar un proyecto, una reunión difícil, preparar los exámenes o informes, incluso escribir tu propio CV.

Te vienen pensamientos como “hoy no…”, “uf, qué pesado…”, “no me gusta para nada”, “alguien me debería  ayudar con eso”…. Estos pensamientos quieren evitar que percibas el estrés que EN EL PASADO te han aportado este tipo de tarea. Nos quieren decir que no somos capaces de cumplir con estas tareas.

Cada persona tiene sus gustos dependiendo de lo que le haya supuesto un esfuerzo o  estrés en el pasado.

Lo peor que podemos hacer es hacerle caso a estos pensamientos y seguir evitando  estas tareas. Nuestro sistema nervioso reacciona al hecho que tenemos algo estresante por delante. Esto ocurre cuando intentamos saltar de una torre de 3 metros a la piscina, puede causarnos estrés. Si en el pasado ha salido mal alguna vez, o nos han contado lo mal que lo pasó otra persona, le daremos vueltas y vueltas evitando tomar la decisión de saltar. Hasta nos puede causar cada vez más temor si seguimos evitando la situación.

Obviamente una tarea del día a día no es tan grave como saltar de un trampolín de 3 metros. En cambio, estas tareas pesadas se nos presentan cada día y a veces,¡ más de una! de ellas. Cuanto más queremos evitarlas, más estrés se acumula porque no nos liberamos. Siguen estando y llamando nuestra atención en el fondo de nuestra consciencia. Aunque sea en nuestro subconsciente, evitándolas nos dirigimos cada vez más hacia el camino del estrés.

Es normal que haya tareas pesadas en nuestro trabajo. ¡Pero no las evitemos! Si tomamos la decisión conscientemente y vencemos nuestro bloqueo hacia ellas, al final cambia nuestra sensación e incluso nos pueden resultar fáciles.

Una tarea hecha es una liberación. Liberarnos requiere que estemos muy atentos a nuestros pensamientos acerca de la tarea, no caer en trampas y no creernos todo lo que nos pueda decir nuestra cabeza. ¡Tu puedes con estas tareas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s