¿Cuánto estrés puedes aguantar?

El puenteLa cuestión no es si estás estresado. La cuestión es CUÁNTO estrés estás sufriendo.

Viviendo en una ciudad y haciendo un trabajo diario de 8 horas o más, todos vamos estresados de una manera u otra. Si alguno de vosotros dice que vive una vida sin estrés, ¡me gustaría conocerte en persona!

Pero es como con todo, la medida hace el veneno. Voy a utilizar una pequeña metáfora para describir lo que pasa con el estrés.

A un ingeniero de caminos le preguntaron cómo describiría el estrés que sufren los materiales, edificios y sobre todo los puentes. Respondió algo así: Imagínate un puente. Ahora imagínate que lo llenas completamente de autobuses de dos pisos hasta que no quede más espacio. Luego, con una grúa gigante, pones muchos camiones cargados de cemento encima de los autobuses. Para acabar, le pones encima un petrolero con las bodegas llenas de petróleo, unos aviones tipo Boeing 747, un par de helicópteros, una docena de tanques… Si le pones suficiente peso encima, ¿qué ocurrirá? Claro, con suficiente peso encima el puente va a colapsar en algún momento.

Pero antes de colapsarse, el puente nos da señales de que algo no va bien.

Podemos hacer caso a las señales que nos envía y hacer dos cosas: quitarle peso de encima o reforzar la estructura del puente para poder afrontar semejante reto.

Utilizando dicha simbología, el puente representa nuestro cuerpo, y su carga lo emocional que nos perturba. El ingeniero es nuestra mente. Podemos darnos cuenta de las señales y actuar a tiempo o podemos seguir sobrecargándonos. 

Normalmente sabemos si vamos estresados. Lo que muchos desconocemos es cuánto daño le hemos infligido al puente y de qué manera podemos actuar para ponerle solución. Tanto para quitarle un peso de encima como para reforzar su estructura, tienes que conocer bien a tu cuerpo y tus emociones. Es más, si has experimentado los beneficios de un descanso efectivo y una atención elevada para la carga que llevas, tomes las medidas que tomes, se ajustarán mejor a tus necesidades. Tu cuerpo y su carga emocional responderán mejor a ellos.

Aprende hoy sobre lo que sobrecarga tu puente. ¡Para poder descargar y reforzarlo y para tener más energía, salud y vitalidad mañana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s