El salario, promociones, rendimiento, valoración de mi trabajo

Especialmente el dinero es uno de los aspectos más importantes del trabajo que nos causa estrés. De hecho hay estudios que la mayoría del estrés está causado por problemas del dinero.

Si miramos a fondo, el dinero es un medio para sentirnos seguros. Nos alimenta, nos da una casa, nos mantiene… No es para nada que hacemos un esfuerzo grande para ganarnos la vida.

¿Qué pasa si la recompensa en el trabajo no es la que necesitamos? ¿O si no tenemos trabajo con el que ganarnos la vida?

Es quizás lo que menos está dentro de nuestro control y por lo tanto lo que más nos puede llevar al estrés. El miedo a no tener dinero es el miedo a no estar seguro en la vida. Liberarnos de este miedo es un trabajo que requiere mucha atención para nosotros y los asuntos que no controlamos. Dejar el control y dejar de querer controlar puede ser un tanto relajante en este sentido. Un “no hacer caso” o no darle demasiada importancia a la sensación de miedo, la angustia o la sensación de no estar en control, calma el centro del miedo del cerebro, la amígdala. Lo que suena absurdo y para muchos está  fuera de su alcance, de hecho es un trabajo muy importante en la gestión de estrés. El darse cuenta y aceptar que hay cosas sobre las que no tenemos control es un primer paso en este trabajo. Para gestionarlo podemos hacer muchas cosas que acompañan el proceso, una vez que nos hayamos dado cuenta.

Darse cuenta y prestar atención a la sensación del miedo no es lo mismo que rendirse a las circunstancias.

Sin embargo hay otros aspectos para tener en cuenta. Lo que muchos creemos es que si estudiamos duros para obtener buenos resultados, para poder entrar en una buena universidad, salir de ahí con un grado importante para conseguir un buen trabajo, ganaremos lo que queremos y seremos felices algún día. Pero la felicidad no depende del futuro y tampoco del dinero. Podemos estar persiguiendo nuestras metas constantemente, dándolo todo para un futuro seguro y agradable, con buena salud, una familia feliz, la economía que necesitamos, pero olvidando completamente que estamos viviendo en el presente en el que quizás estamos estropeando nuestra salud y nuestras relaciones personales trabajando demasiado duros.

El agotamiento llega, cuando los resultados de nuestro esfuerzo dejan de llegarnos de una u otra manera. Sea porque nuestro alrededor (trabajo, superiores, familia, amigos) no lo reconoce o sea porque se nos pierde de habilidad de aprovechar y que nos enriquece lo que hacemos.

Seguramente todos hemos oído hablar del síndrome de burnout. El burnout es el siguiente paso después de estar estresado durante una temporada prolongada y llega cuando nuestro esfuerzo ha llevado a nuestro cuerpo a un límite, siendo el efecto una fatiga y un agotamiento constante durante las horas del trabajo. Si nuestro esfuerzo y el reconocimiento por los superiores, el salario, las promociones o simplemente la valoración del trabajo no son congruentes, el efecto puede ser este agotamiento.

La verdad es que muchas veces no podemos cambiar nada al respecto, si las condiciones son externas. Es muy difícil cambiar unos hechos en una empresa, más si no solo somos nosotros a los que no se nos paga o valora bien. Pero lo que sí podemos hacer personalmente es aprovechar mejor de nuestro tiempo, cuando vemos que no se nos reconoce nuestro esfuerzo. Podemos promover el cambio de actitud de la empresa y reunir las opiniones de los demás trabajadores. Podemos hablar con los superiores e intentar que vean las dificultades de los trabajadores.

Es más, si ajustamos nuestro esfuerzo a lo que son las condiciones de nuestro empleo, a veces nos damos cuenta que la energía invertida no es necesaria para cumplir con las demandas y podemos ir más tranquilos por las horas de trabajo, haciendo lo mismo con menos esfuerzo, estando más despiertos y atentos.

 

Otros temas relacionados:

  • La relación con los compañeros de trabajo
  • El jefe / el superior
  • La organización de tareas
  • El entorno físico del trabajo (luz, posición de la mesa, el ordenador)
  • Nuestra postura y posición, pausas que (no) nos permitimos
  • Nuestra actitud dentro de las horas de trabajo
Anuncios

Un pensamiento en “El salario, promociones, rendimiento, valoración de mi trabajo

  1. Pingback: La relación con los compañeros de trabajo | Stress Response Ability

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s