¡Respira!

Todos conocemos los momentos “sin aliento”, o los que “no nos dejan respirar”! En todos los idiomas hay dichos que se refieren a la respiración como la vida misma o la energía básica que nos deja vivir. En inglés “the breath of life”, el aliento de la vida, es lo que nos inspira y motiva. Las disciplinas milenarias de la India, el Hatha Yoga y la meditación Vipassana se refieren únicamente a la respiración como respuesta al bienestar y el camino hacía la iluminación. Más aliento que tenemos claramente indica cuánto nos implicamos en nuestra vida diaria.

En técnicas de relajación para las empresas, las que se encuentran en las escuelas de liderazgo y del management internacional, la respiración tiene una parte importante y crea la base de todos los acercamientos para gestionar el estrés laboral. El ser humano industrializado no respira con plenitud, sino acorta su respiración.

No es por nada! Es la manera más efectiva para controlar nuestras emociones, como cada niño sabe que aguanta la respiración.

Eso dice mucho sobre el estado de nuestra sociedad, sin aliento, aguantando la respiración… Por que si somos honestos: a ver, cuántos de nosotros realmente sabemos como se respira “correctamente” o plenamente, y qué es lo que pasa en el cuerpo cuando respiramos?

Si respiramos correctamente, la respiración es una de las herramientas más poderosas que tenemos para nuestra relajación, aumentando la amplitud y flexibilidad corporal, calmando la mente, para mantener una vista clara y amplia sobre los asuntos a los que tenemos que atender y para mantener una sensación amplia de tiempo y de espacio alrededor de nosotros. Si eso suena raro, os acuerdo de situaciones de claustrofobia que principalmente nos acortan la respiración. Y una respiración amplia y profunda nos amplia de forma física, nos da la sensación de que todo va más fácil, estamos más en contacto con nuestro cuerpo y por eso con nosotros mismos y por lo tanto no vamos tan “sin aliento” y corriendo de un sitio al otro. Incluso el tiempo se percibe más amplio.

Para percibir y así saber exactamente como cada uno respiramos correctamente, necesitamos una alta atención en nuestro cuerpo y saber lo que es bueno y lo que no para nosotros. Por desgracia, hoy día la mayoría no disponemos de esta sabiduría de forma natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s