¿Es el estrés la droga Nr. 1 de nuestra sociedad?

El estrés está más que aceptado por nuestra sociedad actual – y con él las múltiples enfermedades y problemas que surgen.

El emprendedor medio español trabaja unas 12-14 horas diarias, duerme entre 4-6 horas y no pocos se levantan a las 5 de la mañana para ir al gimnasio antes de ir a trabajar. ¿Comer? Lo justo y lo que sea lo más recomendado para mantenerse ligero y en forma.
¿Locura? ¡Nononooo, es normal! Si no haces un esfuerzo en tu vida, no vales para el negocio. Relajarse está mal visto y quien se relaja se puede dar por vencido.

En realidad lo que hace el emprendedor por ser compatible en este país es mantenerse al borde del colapso físico, emocional y mental por tener el máximo rendimiento.

¡Justo lo que te impide ser eficaz es tener estrés! El rendimiento baja hasta un 60%.

218a95fa-f347-470b-8496-0de93e89ca27

Pero, ¿por que no paramos? ¿Por qué no notamos que nos estamos esforzando más allá de lo sano?
Ignoramos los números de infartos, las estadísticas que el estrés laboral es la causa número uno de enfermedades. ¿Por qué?

Porque uno de los efectos del estrés es que nos volvemos insensibles. No solo hacia nuestro entorno, sino hacia nosotros mismos, nuestras necesidades básicas y lo que queremos en la vida.

Alguna vez te has preguntado “¿y qué quiero yo en realidad?”. He ahí uno de los efectos del estrés. Acabo un tiempo con estrés crónico, ya no sentimos que nos agotamos, hasta que desarrollamos dolores crónicos, problemas de digestión o insomnio que nos hacen despertar.

Pero hasta que no nos dé señales el cuerpo, pensamos que debemos de funcionar así, que es un estado normal tener estrés. Nos lo han enseñado y además la sociedad no permite bajar de ritmo, menos en tiempos de crisis. Y no sabemos que en realidad estamos haciendo lo contrario, perjudicando nuestra salud y acortando nuestra vida.

Cómo incrementar el nivel de oxitocina en tu cuerpo – y por qué

La oxitocina es la hormona que más facilita nuestra sensación de estar en armonía y en calma. Es la hormona del bienestar, de la afiliación, la maternidad, relaciones sociales, las relaciones íntimas y amorosas, la generosidad, confianza, altruismo, cooperación y la empatía. Una hormona demasiado importante para ignorarla.

Y esta hormona es antagonista natural de otra hormona que hace todo el contrario que la oxitocina, inspira agresividad y comportamiento competitivo: la testosterona. La oxitocina y la testosterona se limitan una a la otra. Son oponentes y reflejan también en su sentido los dos lados de la dualidad, los dos polos de la polaridad, el yin y el yang, lo femenino y lo masculino según qué disciplina.

Eso significa que si conectamos profunda e íntimamente con alguien, menos agresividad y reproche vamos a sentir. Si tenemos mucho conflicto en nuestra relación, la testosterona predomina, y producimos cada vez menos oxitocina…

¿Un ejemplo? ¿Has estado enamorado? Y, ¿te has dado cuenta que simplemente no puedes enfadarte con el otro? Es imposible por que vas empapado con oxitocina.

Y vice versa, si sientes reproche, resentimiento, agresión e ira contra alguien, muy poco probable le vas a querer dar un abrazo, y menos un beso.

¿Cierto?

¿Y por qué necesito incrementar la oxitocina?

Es importante que tengamos las dos hormonas en nuestro cuerpo en equilibrio. Pero la verdad es que hoy día nos falta de oxitocina.

Quizás es más comprensible si miramos a nuestro estilo de vida. Hoy día la testosterona nos convierte en personas competitivas, luchando por nuestro trabajo, nuestro dinero, nuestro éxito…. Sin la testosterona no avanzaríamos en nuestros proyectos, pero esa lucha constante es muy agresiva. Entrar en batalla continua con nuestro alrededor, nuestros seres queridos, la gente más cercana a nosotros, no es sostenible. Nos sentimos molestos, traicionados, desamparados, no queridos, solos….

Si recibimos un largo y amoroso abrazo, a veces ni siquiera nos sentimos profundamente conectados con el otro. Dar y recibir cariño es un acto de oxitocina.

Pero también los actos generosos y altruistas lo son y justo aquello que lo simboliza, hace que incrementa la producción de oxitocina. Suele ser el objetivo del Karma Yoga, sin llamar la oxitocina por su nombre.

Por ejemplo, ¿tienes un conflicto con alguien? Deja de luchar. Encuentra maneras de no responder con agresividad, sino de una manera suave, o incluso con silencio.

Ten una relación profunda contigo mismo y con los que tienes más cercanos. Da abrazos DE VERDAD. Y encuentra personas, momentos, objetos, música, poesía, animales …. por los que sientes ternura, belleza, inspiración y cariño.

Si sientes que no confías en tu alrededor y en la vida, la oxitocina te hace sentirte mejor. Además te ayuda a resolver problemas por darte más calma interior y un punto de vista más amplio.

Y como último: Estudios enseñan que la oxitocina juega un rol importante en la reducción de estados depresivos. Se ha visto que personas con un nivel más alto de oxitocina tienden a la espiritualidad. La espiritualidad a su vez ayuda a combatir la depresión por dar una sensación de estar a salvo y conectado con algo más grande que tu mismo. Y de esta manera sientes más paz interior.

¿Quieres aumentar tu producción de oxitocina?

Si te ha inspirado este artículo, ¡compártelo!

Las palabras claves son armonía, cercanía, afiliación, confianza, conexión, cooperación, empatía…

La verdad sobre los problemas

“El problema no es el problema – tu actitud es el problema”

– Capitan Jack Sparrow

Un problema se define como la brecha que uno percibe entre una situación determinada y la situación deseada. Algo que causa dificultad y obstaculiza un paso directo hacia lo que queremos.

Un problema puede ser un reto. Puede movilizar nuestros recursos para transformarlo en un éxito. Una vez superada la dificultad, la sensación es de alta satisfacción. Esta sensación de “olé, lo he conseguido!”. Algo por lo que se puede sentir orgullo, poder, valor, alegría, etc. Vamos, toda una cantidad de emociones y sensaciones positivas.

Entonces ¿por qué todo nos cuesta hoy día? La respuesta es porque nos sentimos tan abrumados por lo que se nos enfrenta a nivel diario. La cantidad de tareas y el corto tiempo para conseguirlos nos hace tener siempre prisa y buscar atajos donde podamos.

Adivinarás a donde voy, la verdadera causa de los problemas es que estamos demasiado estresados para poder pensar en soluciones. El asunto problemático se hace gigante y ocupa toda nuestra atención. Todo nuestro enfoque va hacia el problema, con lo que se hace más y más grande. No somos capaces de ver nada más que el problema y además nos sentimos como si no hubiera otra solución que huir o enfrentarnos con fuerza. Nos cuesta un gran esfuerzo cambiar nuestro enfoque hacia una solución más constructiva. Y soluciones hay miles, solo no las vemos. Para poder cambiar el punto de vista que nos deja ver alguna de esas miles de posibilidades, necesitamos flexibilidad mental y emocional. En realidad, la libre adaptación a una situación problemática es imposible cuando estamos estresados.

Y vice versa, si todo es un problema para ti puedes estar seguro que vas demasiado estresado.

No hay espontaneidad sin flexibilidad. Si la situación requiere que cambiemos nuestros planes y eso nos supone un problema, tienes la señal de que padeces de estrés.

No tenemos tiempo para una conversación con un vecino al que nos encontramos en la escalera, ni con alguien en el trabajo. Todo es una molestia.

Se me va el metro mientras estoy bajando la escalera corriendo… aun que viene el siguiente dos minutos después, ya me veo delante de un problema, llegando tarde al trabajo.

Llueve y me bloqueo pensando en qué me pongo para salir de casa… o quizás mejor que me quedo….?

O, me llama mi amiga y dice quedamos! Y yo, sí! Genial, ¿cuándo? Pues el viernes por la tarde ¿por ejemplo? Ui… el viernes por la tarde no puedo, tengo curso de ajedrez… Pueees…. ¿el sábado entonces? Ui, sábado he quedado con mi chico para salir sin los peques…. ¿Y domingo? El domingo hay paella familiar y como salimos el sábado… pues lo veo negro. ¿Y la semana que viene? Hostia, hasta ahí todavía no llega mi planificación. ¿Hablamos la semana que viene?

Solo unos ejemplos entre muchos.

¿También percibes que todo es un problema hoy día?

Information Stress Response Ability auf Deutsch

Liebe Leute,

ich freue mich, nun auch Euch auf diesem Kanal begrüssen zu können!

Ab heute gibt es meine Sitzungen auf Skype auch auf Deutsch. In diesem Link könnt Ihr über mein Angebot lesen und ich stehe gerne für alle Fragen zur Verfügung.

Herzliche Grüsse!

Tamara

info-stress-response-ability-auf-deutsch

Mi cuerpo se queja – ¿qué hago?

Multi racial man with constipation

Este dolor de cabeza, cuánto tiempo hace que lo tienes y con qué frecuencia se manifiesta? Y los problemas de digestión, ¿has notado que aparecen periódicamente? ¿Cuando te has estresado por algo o alguien en el trabajo, sientes más tensión en la nuca? ¿Sientes las piernas cansadas después de tener una jornada sentado? ¿Quizás ansiedad?

Las enfermedades y molestias corporales tienen que ver con el estrés.

Se ha relacionado un 95% de las enfermedades con un estrés crónico o con situaciones traumáticas que han puesto al cuerpo en una situación de estrés elevado. La reacción del cuerpo al estrés implica a todo el organismo, desde las estructuras más profundas hasta las más superficiales, desde los huesos hasta la piel. Se relacionan migraña, lumbalgia, problemas de piel, dificultades respiratorias, trastornos digestivos, enfermedades cardiovasculares y sobre todo las molestias musculares, con un estrés prolongado.

Sigue leyendo

Tu cuerpo y sus pensamientos

Nuestro cuerpo y nuestra mente están intrínsecamente ligados uno al otro. No hay división como muchos nos quieren explicar, simplemente a veces no tenemos desarrollada la atención necesaria para percibir nuestro cuerpo.

Aquietar la mente es algo que muchos intentan con la meditación. Lo cierto es que para aquietar la mente con la meditación se necesita un cuerpo quieto y en nuestra sociedad no hay muchos de ellos. Si sentimos estrés y se nos va la cabeza a mil, está relacionado con una o varias tensiones que tienes en el cuerpo, una inquietud interior constante. Aun que no las percibes hasta que te duelen, están ahí, ocupando tu inconsciente y controlando tus pensamientos.

Muy difícilmente te vas a poder divertir y relajar si tienes 30 emails para responder, la mitad de ellas desagradables. Eso te causa tensión, en la vista, la nuca, los hombros, la baja espalda… etc. Aun que no relacionamos el estrés que percibimos con nuestro cuerpo porque francamente no lo sentimos, eso no quiere decir que no tengamos estos señales y tensiones. Una manera fácil para comprobar eso es cuando tienes algún dolor muscular o tensión dolorosa. Ya te está diciendo tu cuerpo que pares y que te ocupes de tu bienestar.

Un acercamiento muy positivo para todos nosotros que tenemos un trabajo sentado e inmóvil, es hacer ejercicios dirigidos a relajar nuestras tensiones. De esta manera relajamos el cuerpo y nuestra mente se relaja como consecuencia.

Y para poder hacer eso necesitamos mover nuestro cuerpo y estirarnos durante un rato. Una clase de Hatha Yoga está dirigida a soltar estas tensiones con atención. Están concebidas para poderte acercar muy poco a poco y conocer esta tensión que tienes. Aumentas tu consiencia corporal y luego te dejas ir más y más en la medida que te relajas en los  largos y profundos estiramientos que proponen las Asanas. Al final de una clase te quedas relajado, y la mente está vacía o por lo menos los pensamientos pasan con más tranquilidad. A menudo desaparecen los problemas, aun que sea para el momento. Este es uno de los secretos del ejercicio dirigido a las tensiones. No estoy hablando de ir al gimnasio, estoy hablando de un trabajo corporal integrado, en el que tengas la posibilidad de acercarte y conocerte a ti mismo desde un interior.

Hay escuelas muy buenas de yoga que combinan esta sabiduría con la meditación o propuestas de relajación y gestión del estrés. Una que os recomiendo en Barcelona por supuesto es Siddharta, cerca de la Estación de Sants. Clases de prueba son gratis.

Gracias por vuestra atención y espero que os haya gustado este post! Comentarios y preguntas están como siempre bienvenidos

Mayo – Junio 2015 en Barcelona

Grupos para padres estresados

¿Conoces a un grupo de papás igual de estresados que tu? 
Si sois 8 o más personas, os propongo una opción dirigida a los asuntos que estresan especialmente a los padres.
Stress Response Ability es un acercamiento psico-físico para trabajar la fuente del estrés y sus efectos nocivos como la ansiedad. Una recogida y recomposición de técnicas conocidas y aprobadas como el Mindfulness y Bodywork, Coaching o Yoga, esta metodología ayuda a entender en profundidad lo que está sucediendo en nosotros cuando nos encontramos delante de una situación que nos estresa. Con ello conseguiremos cambiar esos hábitos que están originando ese malestar en nuestro interior.
Estamos creando grupos de trabajo para Mayo. Consistirán en 4 sesiones cada uno durante 4 semanas. Durante estas 4 semanas aprendes a bajar el nivel de estrés y hasta “olvidarte” de tus problemas, llevando lo aprendido paulatinamente a tu vida diaria.
Aprenderás a:
-Comprender tu reacción en situaciones estresantes
-Aprender qué te estresa a nivel físico, emocional y mental
-Prestar atención a tu cuerpo, mente y emociones
-Romper hábitos nocivos 
-Respirar
-Una nueva manera de moverte en las situaciones estresantes
En efectivo te conocerás mejor y podrás llevar a cabo tus actividades con más control y tranquilidad.
Los grupos admiten alrededor de 15 personas, para poder estar cómodos. Mínimo 8 personas por grupo.
Precio para grupos de padres es de 8€ por persona por sesión

Se hace un día a la semana de lunes a viernes (por determinar según grupo) y nos acercamos a tu barrio.
Horarios según grupo, tardes o mañanas disponibles 
Más información info@stressresponsability.com o al 638 042 474
Idiomas disponibles: Inglés, Alemán, Castellano, Català
Os mando un cordial saludo y espero vuestras noticias,
Tamara Loos